- PIEL SENSIBLE-

La piel puede volverse sensible por muchas razones, FRÍO, CALOR, ALÉRGENOS y en cualquier momento de la vida, esto se da porque se  deteriora la función de barrera protectora de la piel, dando lugar a que la piel se vuelva susceptible a los irritantes externos lo cual puede desencadenar una reacción alérgica  en algunas ocasiones.